artista172.jpg (19361 bytes)

Gyula Kosice

E-mail: Contactar

artista173.jpg (12698 bytes)

Currículum

Gyula Kosice nació en 1924. Escritor, plástico, teórico y poeta argentino, es uno de los precursores del arte de vanguardia cinético y lumínico.
Estudió dibujo y modelado en Academias Libres Cofundador de la revista Arturo, en 1944.

Röyi, primera escultura articulada y móvil, creada en 1944.
Cofundador de Arte Concreto - Invención, 1945. Publicación de Invención (esculturas móviles, teoría y poemas), 1945. Fundador del Movimiento de Arte Madí, 1946.
Autor del Manifiesto Madí, 1946.
Aparición de ocho números de la revista Arte Madí Universal.
Creación de estructuras lumínicas, 1946, con gas neón, utilizado por primera vez en el plano mundial.
Exposición de Arte Madí, representando a la Argentina en el Salón des Réalités Nouvelles, París, 1948.
Creador de la escultura hidráulica utiliza el agua como elemento esencial de sus obras, 1949.
Por primera vez, utilización del agua, en el plano internacional.
Realizó la exposición Retrospectiva "100 obras de Kosice, un precursor" en el Instituto Di Tella (1968) y la exposición Retrospectiva en el Museo Nacional de Bellas Artes (1991) Buenos Aires.
Ha publicado 14 libros de ensayo y poesía. Realizó 30 exposiciones personales y más de 600 exposiciones colectivas
Fue distinguido "Caballero de las Artes y las Letras" por el gobierno de Francia, y nombrado Ciudadano ilustre de la Ciudad de Buenos Aires.
Padre de la Ciudad Hidroespacial ya preconizada en la revista Arturo ("El hombre no ha de terminar en la Tierra").
Ha realizado esculturas monumentales, recorridos hidroespaciales, hidromurales. etc.
Sus obras figuran en Museos y colecciones privadas de Argentina, América Latina, Estados Unidos, Europa y Asia.

Pinturas Madí

Se reconocerá por arte Madí la organización de elementos propios de cada arte en su continuo. En ello está contenida la presencia, a ordenación dinámica móvil, el desarrollo del tema propio, la ludicidad y pluralidad como valores absolutos, quedando por lo tanto abolida toda injerencia de los fenómenos de expresión, representación y significación. El dibujo Madí es una disposición de puntos y líneas sobre una superficie. La pintura Madí, color y bidimensionalidad. Marco recortado e irregular, superficie plana y superficie curva o cóncava. Planos articulados, con movimiento lineal, rotativo y de traslación. La escultura Madi, tridimensionalidad, no color. Forma total y sólidos con ámbito, con movimiento de articulación, rotación, traslación, etc. La arquitectura Madí, ambiente y formas móviles, desplazables. La música Madí, inscripción de sonidos en la sección áurea. La poesía Madí, proposición inventada, conceptos e imágenes no traducibles por otro medio que no sea el lenguaje. Suceder conceptual puro. El teatro Madí, escenografía móvil, diálogo inventado. La novela y cuento Madí personajes y acción sin lugar ni tiempo localizados o en lugar y tiempo totalmente inventados. La danza Madí, cuerpo y movimientos circunscriptos a un ambiente medido, sin música. En los países que alcanzaron la etapa culminante de su desarrollo industrial, el viejo estado de cosas del realismo burgués desapareció casi totalmente, en ellos el naturalismo se bate en retirada y se defiende muy débilmente. Es entonces, cuando la abstracción, esencialmente expresiva, romántica, ocupa su lugar. En este orden están involucradas las escuelas de arte figurativo desde el cubismo hasta el surrealismo. Tales escuelas han respondido a necesidades ideológicas de la época y sus realizaciones son aportes inestimables a la solución de los problemas planteados a la cultura de nuestros días. No obstante ello, su tiempo histórico debe darse por pasado. Por otro lado su insistencia en el tema "exterior" a sus cualidades propias es un retroceso al servicio del naturalismo contra el verdadero espíritu constructivo que se extiende por todos los países y culturas, como es el caso del expresionismo, surrealismo, constructivismo, etc. Con lo concreto -que, en realidad, es un gajo mas joven de ese espíritu abstraccionista- se inicia el gran periodo del Arte No Figurativo, donde el artista, sirviéndose del elemento y su respectivo continuo, crea la obra en toda su pureza, sin hibridaciones y objetos extraídos a su esencia. Pero en "lo concreto" hubo falta de universalidad y consecuencia de organización. Se cayó en hondas e insalvables contradicciones.

Manifiesto Madí
Se reconocerá por arte Madí la organización de elementos propios de cada arte en su continuo.
En ello está contenida la presencia, a ordenación dinámica móvil, el desarrollo del tema propio, la ludicidad y pluralidad como valores absolutos, quedando por lo tanto abolida toda injerencia de los fenómenos de expresión,
representación y significación. El dibujo Madí es una disposición de puntos y líneas sobre una superficie.
La pintura Madí, color y bidimensionalidad. Marco recortado e irregular, superficie plana y superficie curva o cóncava.
Planos articulados, con movimiento lineal, rotativo y de traslación. La escultura Madi, tridimensionalidad, no color.
Forma total y sólidos con ámbito, con movimiento de articulación, rotación, traslación, etc.
La arquitectura Madí, ambiente y formas móviles, desplazables. La música Madí, inscripción de sonidos en la sección áure
La poesía Madí, proposición inventada, conceptos e imágenes no traducibles por otro medio que no sea el lenguaje.
Suceder conceptual puro. El teatro Madí, escenografía móvil, diálogo inventado.
La novela y cuento Madí personajes y acción sin lugar ni tiempo localizados o en lugar y tiempo totalmente inventados.
La danza Madí, cuerpo y movimientos circunscriptos a un ambiente medido, sin música. En los países que alcanzaron la etapa culminante de su desarrollo industrial, el viejo estado de cosas del realismo burgués desapareció casi totalmente, en ellos el naturalismo se bate en retirada y se defiende muy débilmente. Es entonces, cuando la abstracción, esencialmente expresiva, romántica, ocupa su lugar. En este orden están involucradas las escuelas de arte figurativo desde el cubismo hasta
el surrealismo. Tales escuelas han respondido a necesidades ideológicas de la época y sus realizaciones son aportes
inestimables a la solución de los problemas planteados a la cultura de nuestros días. No obstante ello, su tiempo histórico debe darse por pasado. Por otro lado su insistencia en el tema "exterior" a sus cualidades propias es un retroceso al servicio del naturalismo contra el verdadero espíritu constructivo que se extiende por todos los países y culturas, como es el caso del expresionismo, surrealismo, constructivismo, etc. Con lo concreto -que, en realidad, es un gajo mas joven de ese espíritu abstraccionista- se inicia el gran periodo del Arte No Figurativo, donde el artista, sirviéndose del elemento y su respectivo continuo, crea la obra en toda su pureza, sin hibridaciones y objetos extraídos a su esencia. Pero en "lo concreto"
hubo falta de universalidad y consecuencia de organización. Se cayó en hondas e insalvables contradicciones.

Resumiendo, el ante antes de Madí: Un historicismo escolástico, idealista, Una concepción irracional. Una técnica académic
Una composición unilateral, estática, falsa. Una obra carente de verdadera esencialidad. Una conciencia paralizada por sus contradicciones sin solución; impermeabilizada a la renovación permanente de la técnica y del estilo.
Contra todo ello se alza Madí, confirmando el deseo fijo, absorbente del hombre de inventar y construir objetos dentro de los valores absolutos de lo eterno junto a la humanidad en su lucha por la construcción de una nueva sociedad
sin clases, que libere la energía y domine el espacio y el tiempo en todos sus sentidos y la materia hasta sus ultimas consecuencias.

Sin descripciones fundamentales referentes a la totalidad de la organización no es posible construir el objeto ni hacerlo penetrar en el orden constante de la creación. Es así como el concepto invención queda definido en el campo de la técnica y el de creación como una esencia definida totalmente. Para el madismo, la invención es un "método" interno, superable, y la creación una totalidad incambiable.
Madí, por lo tanto, INVENTA Y CREA.
                                                                                                   
                                                                                                                                    Kosice

De acuerdo a sus impulsos y reacciones vitales, la humanidad se ha movido en despareja proporción respecto a su propio
habitat. La arquitectura engloba necesidades elementales muy disímiles y no es aconsejable permanecer oprimidos por la magnitud de su carga inerte. Hasta ahora sólo utilizamos una mínima proporción de nuestras facultades mentales,  adaptadas a módulos que de alguna manera derivan de la arquitectura llamada moderna o "funcional". Es decir, el departamento o celdilla para habitar, que una sociedad nos impone con su economía compulsiva. Sin contar con la decidida repulsa de los arquitectos e ingenieros que no admiten que toda la nomenclatura en la construcción de edificios pueda, algún día, ser suplantada por otro lenguaje arquitectónico, marcadamente revolucionario, y que ello haga tambalear convicciones rígidas e ideas lógicas de la enseñanza académica, que ya tienden a derrumbarse.
Pero las estructuras sociales y los mecanismos de comportamiento -ruptura, contestación- son síntomas de un cambio hacia la desaparición de rol omnipotente del estado y su reemplazo por una administración eficiente. En la revista "Arturo", 1944, expresaba: "El hombre no ha de terminar en la Tierra" y en el Manifiesto Madí de 1946 se afirmó que la arquitectura debería ser: "ambiente y formas desplazables en el espacio" y si bien estos conceptos estuvieron originados por una visión intuitiva, están marcados por una racionalidad inminente e implacable. Mis diferentes etapas en las artes visuales nunca cambiaron de orientación y la propuesta de La Ciudad Hidroespacial es un continuo sin tregua. Aunque asumo mis propias contradicciones al crear hidroesculturas, relieves "hidrolumínicos" e hidrocinéticos para una arquitectura que estoy atacando desde sus bases. La premisa es liberar al ser humano de toda atadura, de todas las ataduras. Esta transformación adelantada por la ciencia y la tecnología, nos hace pensar que no es una audacia infiltrarse e investigar lo absoluto, a través de lo posible, a partir de una deliberada interacción imaginativa y en cadena. Una imaginación transdividual y sin metas prefijadas de antemano. De ahí que el primer proyecto enunciado de una ciudad suspendida en el espacio, publicados en "Arturo" y el Manifiesto Madí, no fueron hipótesis o teorías de apoyo, sino más bien originados por una visión de un continuo y otra dimensión. La aventura de la humanidad no se detiene ante lo imprevisible. Al contrario, vamos dirigidos hacia lo desconocido e inédito, y cuando un cambio se convierte en una necesidad, se acelera esa disposición.
Estar arraigados en la Tierra, o para ser exactos, en el planeta agua, aunque su atmósfera, su alimento y sus aguas estén contaminados, asistir indefensos ante la persistente depredación geográfica y geológica, contemplar cómo el equilibrio ecológico es destruido lentamente, verificar el aumento constante de la población, son otros tantos incentivos para los cambios rotundos que anunciamos ya, como una necesidad biológica. Proponemos concretamente la construcción del habitat humano, ocupando realmente el espacio a mil o mil quinientos metros de altura, en ciudades concebidas ad-hoc, con un previo sentimiento de coexistir y otro diferenciado "modus vivendi". La arquitectura ha dependido del suelo y las leyes gravídicas. Dichas leyes pueden ser utilizadas científicamente para que la vivienda hidroespacial pueda ser una realidad, es decir viable desde el punto de vista tecnológico. Intentar la construcción de algunas viviendas, como un ensa previo para llegar paulatinamente a la "Ciudad Hidroespacial" propiamente dicha. La opinión de los astrofísicos e ingenieros espaciales coinciden en que tomando agua de las nubes y descomponiéndola por electrólisis, es posible utilizar el oxígeno  para respirar y el hidrógeno introducido en una máquina de fisión nuclear proporcionaría energía más que suficiente Energía capaz de mantener suspendido el habitat incluido su desplazamiento, mientras otras opiniones que se refieren a la posibilidad de cristalización del agua y derivarla hacia una polimerización que la cualifique energéticamente. Así pues, no se trata de vencer las leyes gravídicas sino crear la energía de sustentación. Por ello me dirijo a todos los científico de la N.A.S.A. para recabar sus opiniones. El costo, desde luego, es muy alto, pero con sólo detener la producción bélica del mundo por veinticuatro horas e invertir dichas sumas en este proyecto, su realización es posible.
La arquitectura hidroespacial está condicionada para estar suspendida en el espacio indefinidamente.
La vivienda nómade hidroespacial deteriora el curso de la economía actual en base a la valoración del terreno y abre interrogantes sociológicos imprevisibles.

Apunta asimismo a una apertura del arte, pues nuestra civilización   entra en la etapa postindustrial. Se propone pues, un arte de todos y no un arte para todos. Al superar todo intermediarismo, el arte se integra tácitamente al habitat, se disuelve en él y la vida, es su presentación, su "modus vivendi". Los lugares creados con sentido de síntesis y vida comunitaria son su extensión

¨Para qué, entonces, la pintura, la escultura, en definitiva el "objeto", si todo ello ya está contenido en la vivienda ocupando el espacio, el recorrido interno de ese espacio, el volumen, el color, el movimiento? Más de 4.000 millones de habitantes de la Tierra y este shock de futuro lo viven apenas 30.000 personas. No hay civilización por generación espontánea. Los Mayas,
los Incas, la cultura China y de todo el Oriente, el arte gótico, el greco-latino del Mediterráneo, el Renacimiento, han tenido sus ciclos culturales y su parábola se ha cumplido. Nuestra civilización es la mejor porque la estamos viviendo, pero imaginemos por un instante el crash mundial si se dejaran de fabricar automóviles; shock de un posible futuro inmediato.
El arte como "Canto de la Historia", "Moneda de lo Absoluto", "Aprehensión directa de la realidad", "superestructura ideológica" o "trascendencia individual" son definiciones que serán rebasadas por los resplandores visionarios de un nuevo pensar y sentir, de una eclosión cultural irreversible, con acceso al infinito, y no solamente terráqueo. Debemos reemplazar a las habitaciones que se han convertido en ritual arquitectónico y periférico: Living, comedor, dormitorio, baño, cocina, muebles, por serenas o intensas pero en todo diferenciadas, propuestas de lugares para vivir.

Si, dentro de un espacio, pero ocupando el espacio-tiempo con todos sus atributos. Y no como una alteración de la aventura humana sino como una explicable necesidad que emite nuestra condición humana. Probablemente aparecerán otros condicionamientos pero en la ciudad hidroespacial nos proponemos destruir la angustia y las enfermedades, revalorizar el
amor, los recreos de la inteligencia, el humor, el esparcimiento lúdico, los deportes, los júbilos indefinidos, las posibilidades mentales hasta ahora no exploradas, la abolición de los límites geográficos y del pensamiento. ¨Idealismo utópico?
En absoluto. Los que no creen en su factibilidad es porque siguen aferrados a la caverna, a las guerras y diluvios.
Por lo tanto disolver el arte en la vivienda y en la vida misma es preanunciar síntesis e integración. Los centros de poder y de decisión económica y política, lo más que pueden hacer es retardar ociosamente esta tendencia que transforma al hombr
a partir del momento en que su cuerpo y su mente se ocuparán de proyectos universales y será así más universo.
Contará con nuevos lenguajes no solamente para comunicar un mensaje, sino la forma completa de un espíritu.
Un lenguaje enriquecido por puras tensiones y nuevas presencias empapadas de poesía.
Desde luego ser habitante hidroespacial tendrá al comienzo sus desventajas, hasta llegar al ejercicio continuo par
desarrollar todas las posibilidades, condición humana, y no como un trabajo obligado. Finalmente la vida cotidiana no estará solamente centrada en la supuesta conquista del espacio, sino en la conquista de su tiempo, su activación, su levadura. El ser humano en definitiva no quiere morirse. En la célula hidroespacial el hidrociudadano en su pluralidad inventa no solamente su arquitectura, nombra y elige sitios y lugares para vivir, que podrán o no acoplarse a miles de viviendas, plataformas y accesos suspendidos en el espacio. Hidroespacializar, aterrizar, amerizar, alunizar, venusizar, tender posteriormente conexio
galácticas e interplanetarias atravesando los años luz, serán alternativas multiopcionales.
Habrá lugares para tener ganas, para no merecer los trabajos del día y la noche, para alargar la vida y corr
la improvisación, para olvidar el olvido, para disolver el estupor del por qué y para qué y tantos otros lugares como nuestra inagotable imaginación amplifique y conciba. Kosice.

Premios y Distinciones

Medalla de bronce Expo-Internacional de Bruselas, 1958.
Primer Premio Nacional de Escultura, Instituto Torcuato Di Tella, Buenos Aires, 1962.
Premio en el II Festival del Film Fantaciencia, Trieste-Italia, 1964.
Premio adquisición "Plástica con plásticos", Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires, 1966.
Primer Premio Experiencias Visuales "Casa Argentina en Israel-Tierra Santa", Museo de Arte Moderno, Buenos Aires, 1967. Faja de Honor de la Sociedad de Escritores por su libro "Arte Hidrocinótico", Editorial Paidós, 1968.
Premio Fondo Nacional de las Artes a la mejor producción 1970-71.
Primer Premio Stand Hidronor con escultura "Torre de agua móvil", Sociedad Rural Argentina, Buenos Aires, 1972.
Miembro de Honor, Sociedad Argentina de Artistas Plásticos, 1975.
Diploma Acadómico de Italia, Salsomaggiore, Parma-Italia, 1980.
Miembro Consultor, Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (C.A.R.I.), Buenos Aires, 1981.
Medalla al Mórito, Universidad de Tucumán- Argentina, 1982.
Mejor libro de arte año 1982, otorgado por la Asociación de Críticos de Arte por su libro "Arte Madí", Ediciones Gaglianone, Buenos Aires. Pluma de Plata del Pen Club Internacional -sección argentina-, 1983.
Premio Konex de Platino, Buenos Aires, 1983.
Miembro Honorario de la Sociedad Argentina de Artistas plásticos, 1984.
Primer Premio Municipal de Ensayo, Buenos Aires, 1986.
Primer Premio Trofeo-Escultura tema "Democracia", Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, 1987.
Reconocimiento Honorífico a su trayectoria, Asociación de Artistas Escultores, Buenos Aires, 1988.
Distinción de Honor Premio EUDEBA en su 30 aniversario, Buenos Aires, 1988.
Premio Apreciación Simposio Internacional de Escultura, Parque Olímpico de Seúl-Corea, 1988.
Placa bronce Comitó Olímpico Argentino, Seúl-Corea, 1988.
Caballero de las Artes y las Letras, Gobierno de Francia, 1989.
Miembro de Honor del Comitó Argentino para el Bicentenario de la Revoluci6n Francesa, Buenos Aires, 1989.
Miembro Honorario Fundación Cultural Suizo-Argentina, 1990.
Laurel de Plata, Rotary Club de Buenos Aires, 1991.
Reconocimiento a su aporte nacional, Escuela Nacional de Bellas Artes Prylidiano Pueyrred6n, Buenos Aires, 1994.
Premio al Mórito, Recorrido Dorado, Sociedad Distribuidores Diarios, Revistas y Afines, Buenos Aires, 1994.
Homenaje del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires por su trayectoria, 1994.
Socio Paul Harris, Rotary Club Internacional, 1995.
Tzedaka - Premio a la Trayectoria, Buenos Aires, 1995.
Premio a la Trayectoria, Fondo Nacional de las Artes, Buenos Aires, 1995.
Faja de Honor, Asociación de Escritores Argentinos, 1997.
Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires, 1997.

"Relieve gota de agua Móvil"

artista174.jpg (47268 bytes)

"Relieve gota de agua Móvil"
Plexiglas Luz, Agua Móvil
50 x 66 x 20 cm.(19,68"x 25,92 x 7,9")
Precio (price) U$S 32.000.-
1970

"Hidroactividad Nº 3"

artista175.jpg (41106 bytes)

"Hidroactividad Nº 3"
Plexiglas, Luz, Agua Móvil
56 x 56 x 27 cm.(22,04 x 22,04 x 10,63)
Precio (price)
U$S 37.000.-
1959

"Hidroactividad Nº 3"

artista176.jpg (35734 bytes)

"Hidroactividad Nº 3"
Plexiglas, Luz, Agua Móvil
56 x 56 x 27 cm.(22,04 x 22,04 x 10,63)
Precio (price)
U$S 37.000.-
1959

"Relieve Lumínico A"

artista177.jpg (38509 bytes)

"Relieve Lumínico A"
Plexiglas, Aire, Luz
72 x 50 x 15 cm.(28,35"x 19,68"x 5,90")
Precio (price) U$S 25.000.-
1970

all-sa.jpg (5783 bytes)